sábado, 26 de marzo de 2016

A los que no estan

...Y es uno de esos días, en los que el cielo está azul, el sol brilla y todo parece en un perfecto y ordenado estado...sin embargo, en tu corazón vas a empezar a entender, que el mundo continúa a pesar de que algunos ya no estén...por ejemplo...tú

viernes, 20 de marzo de 2015

Esperando en la mañana

Podría ser cualquier cosa que pidieras,
mujer soy al fin y al cabo,
musa de las estrellas.

Podría ser cualquier pesadilla nocturna,
sudor frío en tus pestañas,
nido de cuervos que arrulla,
portazo en la mañana,
o esa luna a la que aullas.

Podría ser una historia mal contada,
verso escrito en servilletas,
o cuando cae la noche, quizás, una madrugada.

Podría ser fabulista,
malandrín de verborrea fácil,
palabra oblonga y afilada.

Podría ser tantas cosas
y vivir tantas vidas hilvanadas...

Pero quedo aqui,
maltrecha, sucinta, acaso sentada.
 Esperando que el albor
vuelva a despertarme
de este sueño que no siento.

Esperando que tú vuelvas,
esperando en la mañana.

Queriendo y pudiendo ser tantas cosas,
soy solo tu  verdad callada.

lunes, 22 de diciembre de 2014

Poema perdido

La ceniza del cigarro
se desliza al cenicero,
con cada nueva calada
saco brillo al lapicero.

El abecedario en so menor
recorre cada hueco del cerebro,
las palabras se amontonan
queda sordo este bolero.

Me levanto ya cansada
de este juego masoquista,
no me sale el soneto,
las letras aún me esquivan.

Desabrocho el pantalón,
me desnudo de sonrisa,
es mi insomnio el del cajón,
lloro sobre mi camisa.

Me miras divertido
al otro lado de la sala,
con una sola de tus miradas
me desarmas de mentidos.

Dejo el lapicero
y me acerco hasta tu espalda,
anidarme ahí en tu cuello
es la rima que me mata.

Del labio seco al labio húmedo
lubricas mis versos, 
tus manos son la cobertura 
que frotan el poema converso.

Dejo escapar la rima,
lo susurro a tu oído,
tu aprietas firmes mis pechos,
pues bien sabes lo que pido.

Y entretanto desvarío,
llegan las rimas a mi cabeza,
dejo que fluyan por mis venas
que se derritan mis penas.

No he conseguido el verso,
la rima me ha desafiado,
me he perdido entre tus besos
y el lapicero ha callado.

TODO ME HABLA DE TÍ

Todo me habla de tí,
las canciones,
los escritos
los libros en la estantería,
ese cajón vacío,
el despertador que chilla.
Todo me habla de tí,
y sin embargo, es tan poco lo que escucho,
pero al mirar en rededor;
todo me habla de tí.

El vaso de leche del desayuno,
las parejas que caminan abrazadas,
el ruido de una cremallera abrochada;
el rugir de este vaho de la mañana.

Descanso mi nuca sobre la almohada,
ella es la única que no me habla de tí;
porque ella huele a tí,
y el hedor que desprende
sobrecarga mis sentidos,
no me deja respirar,
no me deja ni escuchar;
aún así,
cuando miro en rededor,
todo me habla de tí....

martes, 15 de enero de 2013

No quiero despertar...


No quiero despertar en la mañana
y descubrir que todo ha pasado.
Que la aurora ha helado
cada uno de los pétalos de esta rosa.
Que el árbol, en sus hojas, ha marchitado;
que tus caricias han quedado atrapadas
una vez que hemos amado.

No quiero despertar en la tarde
y sentir que todo ha sucedido.
Que el llanto ha cesado,
que el mar ha soportado otro maremoto
y con vehemencia, se ha desbordado;
que tus besos quedaron secos
en labios olvidados.

No quiero despertar en la noche 
con el amargo sabor de la derrota del pasado.
Sabiendo que el velo de la mentira
no has enjaulado.
Que las palabras de amor no llegaron;
que el sueño reparador te sorprendió,
sin mí a tu lado.

Es por eso...
porque me niego a despertar en la madrugada
descubriendo sombras del pasado,
que me conformo con poco
ahora que me he levantado.
Con tu risa en la mañana,
tu corto sueño reparador en la tarde
o el beso escondido en la noche.
Con un llanto que calme heridas,
un dedo tembloroso que se pose
o un te quiero escondido en las miradas.

Solo me conformo;
con no despertar en esta  madrugada...

lunes, 1 de octubre de 2012

Deseos incumplidos

Por si acaso despertara
en la mañana entre tus brazos,
recuérdame que dejavú
me hizo llegar a tu regazo.

No sea que la vergüenza
se apodere de mis trapos,
y termine mi cuerpo desnudo
implorando uno más de tus abrazos.

Por si acaso desertara 
este aliento de mi boca,
permíteme disfrutar
como lo haría cualquier loca;
del momento que no llega
que me eriza y me trastoca,
como quien queda preso
de algo que no le toca.

sábado, 24 de marzo de 2012

Que ganas de lanzarme al mar.

Que ganas de recoger 
estos pedacitos de vida,
plasmarlos en un papel
y lanzarlos en una botella vacía al mar.


Que deseos de ignorar
los besos y caricias falsas
de este corazón inmundo,
liarlos en un manto y 
lanzarlo al mar.


Que ganas de recoger las palabras,
los susurros que falsos han anidado
en mis oídos,
envolverlos en melancolía y 
lanzarlos al mar.

Que anhelo de perderme
en esta inmensidad,
naufragando entre besos de mentiras, 
caricias de espuma
y palabras salinas.

Cuanto deseo de perder este ánimo,
dejarme arrastrar por orillas infinitas,
con huellas que marcan la vida,
con sal en las mejillas.

¡ Que ganas!,
¡que ganas de sentirme viva!,
olvidar guerras perdidas
y sorprenderme en la mañana
con la soledad precisa.

¡Que ganas,
que ganas de lanzarme al mar!.

Sequía otoñal

La primavera se asoma juguetona
y con ganas de estrenar.
El otoño enmudece
con terrones de dulce sequía,
se despide este nuevo día,
y tú y yo volvemos a empezar.
El labio seco se acerca al manantial
de esta vida sin par.
Volvemos a robar un poquito de aire
a esta vida,
volvemos a respirar.
Tengo el alma perdida 
entre revistas y periódicos viejos
en el desván.
Tengo un hueco que no sé
como llenar.
Ni el sol ni la primavera
conseguirá tapar
la sequía de este otoño
que nos vuelve a dejar,
un poco más seco
los corazones , y unas cuantas
incognitas sin contestar.

miércoles, 21 de marzo de 2012

Solo deseo despertar en tus pupilas...

Solo deseo despertar en tus pupilas,
comprobar que me baña el azul de tu mar;
decidir pasear por tus orillas,
dormirme en las cálidas arenas 
toparme con la luz de la luna
y sorprenderme al alba en tu morada...
y para eso; 
solo necesito una sola de tus miradas.